La caza a debate

Eduardo Rojas Briales, profesor de la Universidad Politécnica de Valencia y Decano-Presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes

La humanidad ha sido desde su mismo origen cazadora, para asegurar la provisión de la proteína animal imprescindible, que ha sido fundamental para el desarrollo del cerebro humano y la cognición. La domesticación del fuego y su uso generalizado hace 125.000 años han modulado los ecosistemas de la mayor parte del Planeta modificando la vegetación y creando socio-ecosistemas más resilientes y diversos que aumentaban considerablemente las poblaciones de interés cinegético. Esto confiere a la caza una potente dimensión cultural al tratarse del eslabón más directo con el origen de nuestra especie. Aun hoy la caza supone una fuente de alimentación e ingresos clave para la subsistencia de las poblaciones que viven cerca de los grandes macizos boscosos, en muchos casos indígenas.

Continuar leyendo