Encaramos un San Francisco diferente, con relevos en el Colegio y otras Organizaciones

El próximo domingo celebraremos a nuestro patrón, San Francisco. La pandemia del COVID-19 nos impide celebrarlo de forma presencial tal como otros años, ya fuera en el en el Instituto de la Ingeniería de España o en numerosos lugares de la geografía española, incluida nuestra Escuela de Madrid.

Nuestro primer recuerdo es para los compañeros que hemos perdido durante el pasado año agravado por el efecto de la pandemia. Nuestro mayor afecto hacia sus familias y amigos.

Todos los premiados de este año ya están informados pero tampoco será posible hacerles entrega de la medalla del Colegio. Sin duda,  en cuanto la situación sanitaria lo permita retomaremos como se merece la celebración, muy especialmente por los galardonados.

El pasado miércoles tomó posesión la nueva Junta de Gobierno del Colegio y la Asociación, tras un largo período de interinidad electoral consecuencia también de la pandemia. Quisiéramos en primer lugar agradeceros vuestro compromiso con el Colegio y la Asociación así como la confianza depositada en nuestra candidatura. Valoramos especialmente el compañerismo y espíritu constructivo de la candidatura liderada por Santiago Soria. Todo proceso electoral aumenta el interés de los compañeros por nuestras entidades profesionales, como lo ha puesto de relieve una significativa mayor colegiación los pasados meses y  las interesantes propuestas que nos han llegado. Tomamos nota de todas ellas.

En la sesión constitutiva de la Junta se ha confirmado a Inés González Doncel como Vicedecana y a Valentín Gómez Mampaso como Vicepresidente. Se ha hecho repaso de todos los órganos donde debemos estar presentes y se han distribuido todas las áreas temáticas entre los miembros de la Junta. Se recordó y agradeció los impagables servicios a la profesión prestados por los miembros que la han dejado, especialmente nuestro querido Rafael Ceballos y, por supuesto, a Guillermo Fernández Centeno, Ricardo Vélez, José Antonio Bonet y Luis Javier Sánchez.

En línea con nuestro programa electoral, priorizaremos en los próximos meses a Juntos por los Bosques, la Fundación Capital Natural y al Foro de Bosques y Cambio Climático. Afianzaremos la nueva trayectoria de la revista Montes, renovaremos la web, los anuncios laborales e impulsaremos los cursos que ofrece el Colegio. Es nuestro anhelo intensificar la tradicional estrecha relación con el Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales en pro de los compañeros que de forma creciente comparten ambas titulaciones. También es nuestro objetivo revisar la orden que regula los estudios del Máster Ingeniero de Montes para actualizarla y favorecer la combinación del mismo con especializaciones y evitar una competencia que acaba drenando recursos humanos valiosos. Finalmente queremos mejorar los diferentes servicios que el Colegio presta a los colegiados.

Recogiendo la demanda de varias colegiadas, vamos a promover el cambio de la denominación del Colegio a un redactado neutro en términos de género, inspirándonos precisamente en el nombre del Instituto de la Ingeniería de España constituido en 1915, y que ya han incorporado las universidades. Creemos que el mejor modo de hacerlo es de forma conjunta con el resto de los Colegios de Ingeniería que comparten esta cuestión.

En las pasadas semanas ha habido importantes novedades en nuestro entorno, desde la finalización del mandato de Carlos del Álamo al frente del Instituto de la Ingeniería de España en julio, al que ha relevado José Trigueros, de la Asociación de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y buen conocedor de nuestra profesión. Igualmente el 14 de septiembre se renovó la Junta de la UPCI, siendo elegido Miguel Iiriberri, presidente del Consejo de Colegios de Ingenieros Industriales, manteniendo nuestro Colegio la secretaría. José Manuel Jaquotot, después de una intensa y fructífera labor al frente de la Subdirección de Política Forestal, ha asumido nuevas responsabilidades en el servicio diplomático por lo que ha sido reemplazado por Guillermo Fernández Centeno. También recientemente nuestra compañera Mª Jesús Rodríguez de Sancho ha asumido la dirección del Organismo Autónomo Parques Nacionales. ¡Nuestros mejores deseos a los tres en sus nuevos cometidos!

Los tiempos que tenemos por delante no son fáciles, tanto a corto plazo por la pandemia como a medio plazo por sus consecuencias económicas y sociales, pero estamos convencidos de que nuestra profesión puede aportar mucho y ser clave para los diferentes retos que tenemos planteados, entre los que destacan el cambio climático, fuertemente vinculado a la transición energética, y la despoblación interior. Hemos de comprometernos todos, cada uno desde su responsabilidad, a comunicar todo el potencial y labor realizada que hemos atesorado a lo largo de 170 años de ejercicio de esta profesión. Cuento con vosotros para lograrlo.

Acerca de Eduardo Rojas Briales

Decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes
Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Carlos Fañanás Aguilera

    Un resumen de lo acontecido, en positivo y presentando los criterios y prioridades de un nuevo mandato.
    La pandemia es la preocupación prioritaria, que redefinirá la nueva normalidad, en la que el teletrabajo se ha posicionado con fuerza, y vias a estabilizarse.

    Quizas, los ingenieros se acerquen más a vivir cerca de los montes que los que intervienen, en la medida que las telecomunicaciones les mantengan conectados a sus equipos y organizaciones. Es una esperanza para la “repoblación humana” de lo rural, pero no tiene todavía funadmento suficiente. La producción forestal, se subdivide entre lo maderable y lo que no lo es. Los “servicios” recreativos y sociales de los montes, así como muchos aspectos de conservación de hábitats y especies, se desvinculan de los aspectos productivos. Tiene sentido bajo un análisis económico y urbano, pero no con criterios territoriales y rurales.

    La incipiente Agencia de la Natura en Catalunya, adscrita al Departamento de Territorio y Sostenibilidad, ha “asumido” la gestión de los espacios naturales protegidos, antes bajo la tutela del Departamento de Agricultura, Ramaderia, Pesca y Alimentación. En ninguno de los dos casos, el término forestal era protagonista.

    Tengo tengo tendencia a asociar íntimamente el Monte, lo Forestal y la Naturaleza. Además, profesionalmente considero que es lo que tengo entre manos. Pero ahora las competencias que dicta la normativa, que tiene su aval político-administrativo, son disgregadas en diversos organismos, y la coordinación se la reservará el Presidente o el Parlamento, como si no tuvieran otras prioridades más “sociales”.

    Son hechos con los que discrepo, pero a los que estoy sometido. Nuestro colegio profesional, que avala nuestra formación y nos habilita profesionalmente espero que tenga sensibilidades parecidas, ya que se posicionó en contra de la propuesta, pero las mayorías adoptan sus decisiones, y todos sufrimos las consecuencias.

    La creación de la Agencia de la Natura en Cataluña, también tiene sus antecedentes franceses y Europeos. Pretende adaptarse a los nuevos tiempos con mecanismos de coordinación administrativa que podrían ser coherentes, pero no lo son. Las pugnas por ostentar la representación y por lo tanto, la capacidad de decidir, son tristemente demasiado frecuentes. Una Agencia que englobe al territorio y a los diferentes organismos implicados es bastante diferente de promocionar una Dirección General y calificarla de Agencia.

    Me temo, que aquí en Cataluña anticipamos muchos conflictos que más tarde se plantean en España. Veremos cómo evoluciona el “Procés” que esta sentenciado, pero no socialmente resuelto.

    Confio que esta Junta sea hábil para navegar las tempestades que se avecinan. A algún sitio nos llevará, y deseamos llegar sanos y salvos, para que otros puedan continuar.
    Mucho ánimo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *