La población de lobo se ha recuperado de forma significativa en Europa y España

En la actualidad el problema de esta especie no es tanto una cuestión de conservación como de gestión de conflictos.

  • El lobo es una riqueza natural, una especie que hay que mantener en un estado de conservación favorable.
  • Pero también es un predador que condiciona la ganadería extensiva fundamental para la economía rural. Hay comarcas en las que el lobo prácticamente sólo se alimenta de ganado.
  • Es necesario también que la ganadería extensiva se adapte a convivir con el lobo, pero el coste complementario de esa convivencia no debe recaer sobre los exiguos márgenes de la ganadería.
  • El coste debe ser asumido por ayudas a las medidas preventivas y al pastoreo, e indemnizaciones justas y rápidas.

Continuar leyendo