Galicia: un bosque, un propietario

Francisco Dans, Director de la Asociación Forestal de Galicia

De forma similar a algunos territorios españoles, el medio rural gallego ha sufrido en los últimos cuarenta años un fuerte cambio que ha modificado sustancialmente su paisaje, pasando del predominio de los cultivos agrarios y del monte abierto a una extensa presencia del bosque y a una progresiva especialización de la actividad agrícola y ganadera.

Hablar de bosques es hablar de propietarios forestales, y el monte gallego actual es el fruto del esfuerzo inversor de miles de propietarios individuales y comunidades de montes vecinales, pero también el resultado del abandono de una gran cantidad de pequeñas parcelas forestales presentes en todo el territorio, aunque con una mayor concentración en áreas del sur de Galicia, las más mediterráneas y menos productivas, allí donde los incendios forestales tienen un carácter recurrente. Continuar leyendo