Estramonio, de planta medicinal a peligrosa droga psicotrópica

El estramonio es fácil de reconocer por su característico fruto espinoso – Pixabay

La palabra estramonio viene del latín stramonium, latinización procedente del español antiguo estremonía … ‘astrología’, ‘brujería’, ‘magia’, debido a los efectos narcóticos de esta planta, que pueden llevar incluso a la muerte.

Necesidad irresistible de estar en constante movimiento (acatisia), agitación, agresividad, amnesia total o parcial, falta de coordinación (ataxia); convulsiones; alucinaciones; delirios, desorientación espacio-temporal; hipertermia, irritabilidad, verborrea con discurso incoherente, son algunos de los efectos que produce el estramonio (Datura estramonio). O incluso el coma y la muerte, como ocurrió en el verano de 2011, cuando se detecta su uso como droga de abuso en España por un suceso lamentable: el fallecimiento de dos jóvenes en una fiesta “rave” en Getafe (Madrid) y la intoxicación aguda de otro en Badajoz.

La palabra Datura, que da nombre al género al que pertenece el estramonio, proviene del hindi dhatūrā, y significa “manzana espinosa”, por el aspecto de los frutos. Las propiedades psicotrópicas y medicinales de este género son “herencia” de familia (las solanáceas). A esta familia de ultramar pertenecen también alimentos que hoy consideramos característicos de la afamada y saludable dieta mediterránea, como la patata, el tomate, la berenjena o el pimiento, pero que llegaron desde América.


Flor del estramonio – Pixabay

 

En España hay cuatro especies, de las catorce aceptadas para este género, más algunos híbridos. La mayoría son herbáceas anuales o arbustos. Aparecen en lugares ricos en nitrógeno, hábitats perturbados, márgenes de ríos o cerca de carreteras.


“Tres de ellas se encuentran naturalizadas, como el estramonio, pero en sus orígenes se consideraron invasoras. Llegaron en barcos tras el descubrimiento de América”, explica Martí March, investigador de Biodiversidad y Biología Evolutiva del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Usos tradicionales

March, junto con investigadores de la Universidad de Granada y otras instituciones mexicanas, acaban de publicar un trabajo en el “Journal of Ethnopharmacology”, en el que describen los usos medicinales del estramonio en la época precolombina y la tendencia actual a usarla como droga, en especial en España.

De hecho, la palabra estramonio viene del latín stramonium, latinización procedente del español antiguo estremonía, que significa ‘astrología’, ‘brujería’, ‘magia’, debido a los efectos narcóticos de esta planta, que pueden llevar incluso a la muerte.

“Los resultados, que hemos obtenido a partir del estudio de códices precolombinos, textos medievales y libros de etnobotánica, mostraron que, a pesar de que muchos de los usos tradicionales han sido similares en ambos países, en la actualidad hay diferencias notables. Mientras que en México estas plantas son más utilizadas con fines medicinales, en España su consumo parece estar asociado a un supuesto ocio y recreo. Incluso se ha identificado el uso de sus alcaloides en delitos sexuales” señala Martí March-Salas.

Estos resultados indican la importancia de seguir investigando en estas especies y los compuestos derivados de su metabolismo, tanto desde la botánica como desde la toxicología forense o la medicina, advierten los investigadores.


 

 

El género Datura procede de América, pero en la actualidad muchas se encuentran en gran diversidad de ambientes y países. Además, todas ellas contienen alcaloides, unos compuestos orgánicos cíclicos y nitrogenados. La presencia de estas sustancias es la razón por la que han sido y siguen siendo tan utilizadas.


“Estas especies han sido muy empleadas en la medicina tradicional de ambos países. Nuestra revisión incluye 111 usos medicinales para tratar 76 enfermedades o síntomas diferentes, entre los que podemos citar el asma, la diarrea, o su capacidad antinflamatoria o antibacteriana en afecciones dermatológicas, entre otras” señala Guillermo Benítez, profesor de la Universidad de Granada que participa en el estudio. “Por otro lado, se sabe que en el pasado formaban parte de los rituales de chamanes y brujos tanto en México como en Europa” continúa Paloma Cariñanos, también de la Universidad de Granada.

Acerca de Pilar Quijada Garaballú

Gabinete de Prensa COIM
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *