José Anastasio Fernández Yuste: “La Gestión forestal tiene que tirar de la España rural que tenemos tan abandonada”

José Anastasio Fernández Yuste es el candidato del mes de abril a los premios Zerosión, un galardón que nació en 2014, organizados por BPS Group, para reconocer la labor educativa y divulgativa, la adopción de medidas de control de la erosión del suelo, de restauración paisajística, cuidado y conservación del entorno natural por parte de personas, asociaciones, instituciones, medios de comunicación o entidades, cuyo esfuerzo esté orientado de forma destacada al mantenimiento de los suelos vivos y su biodiversidad.

Fernández Yuste aboga por dar al monte y a las zonas rurales a él ligadas el pago que merecen por los servicios ambientales que presta. El primer paso, visibilizar esos servicios, que pasan desapercibidos a la mayoría. Y es que, con una visión infantil, podríamos pensar que el agua sale de los embalses, igual que los niños creen que la leche sale del tetrabrik. Pero la realidad es otra, el agua que llega a los embalses procedente de los montes, si hay una adecuada gestión forestal, está en buenas condiciones y ahorra mucho dinero en infraestructuras, asegura. Por eso opina que es de justicia que ese servicio le sea devuelto al monte y a la población rural que allí vive. Y no como un subsidio, sino como una remuneración que en justicia pertenece al ámbito rural.

La estimación de caudales en cuencas no aforadas, el régimen ambiental de caudales y la alteración de ecosistemas fluviales son algunas de sus líneas de investigación. Actualmente trabaja en un proyecto de restauración del río Manzanares, “desde la presa de El Pardo hasta el arroyo de Trofa. Es un proyecto que nació desde la Dirección General del Agua, financiado por el programa PIMA Adapta, del MAPAMA, para la adaptación al cambio climático en España”. Continuar leyendo

Mujeres en la Ciencia Forestal

En la imagen, de derecha a izquierda: Inés González Doncel, Cristina Molleda, Sonia Roig, Mercedes Guijarro y Marta González del Tánago

El pasado 16 de marzo, tuvo lugar la mesa “Mujer y ciencia forestal”, celebrada  en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural. Recogía tres celebraciones importantes: Los días internacionales de la Mujer y Niña en la Ciencia (11 de Febrero), de la Mujer (8 de marzo) y la Semana Forestal (21 de marzo).

En la Mesa, moderada por Sonia Roig, presidenta de la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos, participaron la subdirectora de Calidad y Comunicación de la ETSI de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural, Cristina Molleda; la vicedecana del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, Inés González Doncel; Mercedes Guijarro, vicepresidenta de la Sociedad Española de Ciencias Forestales, y Marta González, profesora de la ETSI DE Montes, Forestal y del Medio Natural. Las ponentes más veteranas hablaron de su experiencia como “pioneras” en la Escuela, mientras que Sonia Roig y Mercedes Guijarro ilustraron con estadísticas la situación actual de las mujeres en la Ingeniería forestal. Es llamativa la poca presencia de mujeres en el grado de Ingeniería Forestal, que se reduce al 22%. Continuar leyendo

Bosques, Madera y Arquitectura

Recientemente, el salón de actos del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid acogió la jornada “Bosques, Madera y Arquitectura”, organizada de manera conjunta por el Foro de Bosques y Cambio Climático y el COAM, acogió a casi un centenar de expertos e interesados en la temática.

El interés de la jornada fue doble: por un lado mostrar las posibilidades que ofrecen los bosques bajo una gestión sostenible y activa como proveedores de recursos renovables, y mostrar como la madera, como principal recurso resultante de esa gestión, supone una alternativa para su aplicación en la arquitectura como medio para hacer frente a los retos derivados del cambio climático. Continuar leyendo

Un paso histórico hacia la neutralidad del uso de la biomasa

La Agencia de Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA) acaba de hacer pública su decisión de modificar el criterio anterior al alinearse con la posición de la UE en lo referente a la neutralidad del uso energético de la biomasa.

Dentro de los esfuerzos globales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y el considerable peso que se otorga al potencial sustitutivo de la biomasa, los enfoques divergentes a ambos lados del Atlántico resultaban un importante freno. Continuar leyendo