GO SUBER presenta un innovador proyecto para modernizar y dar mayor seguridad en la extracción del corcho

Este grupo operativo nacional ha sido uno de los 45 seleccionados por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente

Impulsar el sector, mejorar las condiciones de trabajo y la comercialización, entre los objetivos fundamentales

Un trabajo que sigue realizándose como hace más de doscientos años, con la casi exclusiva ayuda del hacha y la palanca. Una ausencia de mecanización y de mano de obra especializada que impiden un desarrollo eficaz y seguro de las labores. Y una necesidad intrínseca de rejuvenecimiento del sector. Son los pilares fundamentales que soportan la propuesta de GO SUBER, un grupo operativo nacional que ha sido seleccionado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) para llevar a cabo la modernización global del sector de la extracción del corcho, incluyendo su mecanización, mejora de las condiciones de seguridad en el trabajo, optimización de la organización y logística y comercialización.

GO SUBER agrupa a seis entidades representativas del sector en varias zonas españolas con presencia de masas de alcornocales y fuerte tradición corchera: la Asociación de Propietarios de Montes Alcornocales de Extremadura (APMAE), el Consorci Forestal de Catalunya (CFC), la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), la ingeniería TREVINCA, la empresa COVELESS y la Asociación de Dehesas Ecológicas (ADEHECO). Como subcontratados dando soporte académico, técnico, tecnológico y científico están el CENTRO DE INVESTIGACIÓN FORESTAL (CIFOR – INIA), la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (AMAYA), l’Institut Català del Suro (ICSURO), el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), la Universidad de Córdoba (UCO), la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes, Forestales y del Medio Natural (UPM), y la empresa JOGOSA Obras y Servicios S.L.U.

Las necesidades del sector

El descorche es una de las operaciones fundamentales de la subericultura y se encuentra hoy con varios problemas serios: cada vez escasea más la mano de obra especializada que además, no cuenta con una formación reglada, ni con los incentivos económicos necesarios para evitar su disminución y eventual desaparición. Más, teniendo en cuenta que se trata de una tarea dura y peligrosa (hay que subir al árbol armado con un hacha muy cortante y se realiza en pleno verano, en zonas muy calurosas).

Sin embargo, en los últimos años, el aprovechamiento corchero ha experimentado una revolución en las técnicas y métodos de explotación que, aunque no se han trasladado de manera definitiva a los propietarios, gestores y/o empresas del sector, sí han incorporado nuevas soluciones que, en un futuro no muy lejano, serán herramientas claves del aprovechamiento. Sobre todo dada la situación estructural del sector: una mano de obra envejecida, graves carencias en la seguridad y salud de los trabajadores y el mal estado sanitario de nuestros alcornocales.

Los objetivos del Grupo Operativo

Para tratar de solucionar dichas necesidades y carencias, el Grupo se ha propuesto los siguientes objetivos:

  1. Modernización de los trabajos de extracción del corcho mediante su mecanización: 
  2. Mejora de las condiciones de trabajo
  3. Adaptación y optimización  de los sistemas y procedimientos de organización de la extracción
  4. Impulso de la comercialización y valorización del corcho (normalización de las planchas y subproductos)

Resultados esperados del futuro proyecto innovador

Los alcornocales como montes mediterráneos típicos se caracterizan por tener una baja resilencia frente a cambios sistemáticos, soportar una intensa influencia antrópica, y una difícil situación socio-económica. A esto hay que añadirle las peculiaridades propias de estas masas forestales que hacen que la cadena de valor del corcho sea un sistema complejo, especialmente en lo que se refiere a asegurar la persistencia de la masa forestal a largo y medio plazo y mantener la producción de corcho en cantidad y calidad. Además los alcornocales españoles sufren una serie de problemas entre los que destacan: la escasa regeneración natural, que en muchos casos amenaza la propia persistencia de la masa y una mayor incidencia de enfermedades y plagas.

Bajo el título Modernización del descorche para la mejora de la productividad, el futuro proyecto SUBER se centra en facilitar la gestión de los alcornocales tanto públicos como privados mediante una nueva subericultura, dotando al sector de herramientas que ayuden a la toma de decisiones (cuándo sacar corcho, cuantificación  del volumen y producción) y que sean fácilmente accesibles para cualquier gestor, así como el diseño y fabricación de un prototipo con control automático de la profundidad de corte, para un descorche eficiente, rápido e inocuo para el arbolado. Sin perder de vista la seguridad y salud del operario y las buenas prácticas, para lo que se estudiará la mejora de la ergonomía del prototipo desarrollado, adaptado a las condiciones de la saca, y el establecimiento de protocolos de trabajo con las nuevas tecnologías y las tradicionales, que permitan incrementar la seguridad y salud laboral de la extracción y nuevos sistemas para trabajos en altura. Todo ello acompañado de programas de formación sobre posicionamiento y conocimiento del arbolado.

De esta forma alcanzaremos la profesionalización de los trabajos de descorche y la tecnificación de los operarios.

Paralelamente, es necesario abordar la puesta en valor de la fracción del corcho no apto para taponaje, mediante el desarrollo de nuevas aplicaciones del granulado y/o bornizo (impresión 3D y cubiertas verdes) y caracterización del producto orientada a su mejor comercialización: Una gestión forestal normalizada permitirá tipificar correctamente cada tipo de corcho, haciendo que el corcho de “refugo”, desperdicio o desechos de la industria, tenga un uso y no suponga un coste añadido.

El incremento del valor añadido en toda la cadena del corcho y el aprovechamiento de subproductos de la industria corchera, permitirá mantener y mejorar el estado fitosanitario de los alcornocales, recuperar los niveles productivos y poner en producción nuevas masas, además de atenuar la fluctuación de los precios (debido en parte al desconocimiento sobre cantidad y calidad del corcho disponible) y mejorar la calidad del producto.

El corcho es un material con una combinación de propiedades que lo hacen único y versátil. Entre estas propiedades destacan su baja densidad, su elevada resistencia mecánica y al fuego, baja conductividad térmica y eléctrica, además de ser un buen aislante térmico y acústico, elevada elasticidad y potencial absorbente de algunos contaminantes.

Patricia Gómez Agrela

Gerente de COSE

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *