Comentarios a las 66 medidas para la Legislatura en materia de agricultura, pesca, alimentación, medio ambiente y cambio Climático

La Ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados el día 21 de diciembre de 2016, presentó las 66 medidas prioritarias que pretende acometer en la presente legislatura. Por tal motivo, y como profesora de la asignatura “Políticas Forestal y de Conservación de la Naturaleza” del Máster ingeniero de Montes de la ETSI Montes Forestal y del Medio Natural, de la UPM, pedí a los alumnos que hicieran una valoración desde su posición como futuros Ingenieros de Montes.  El texto que presento a continuación lo escribió uno de mis alumnos, Álvaro Hernández Areosa. Para redactarlo Álvaro consultó las páginas web del Mapama, del Minetad, de Greenpeace y de WWF. Traigo aquí el texto por varios motivos. Por abordar un tema de plena actualidad y por ser de enorme interés para nuestro colectivo pero, sobre todo, por la sensata y juiciosa crítica que ha hecho un estudiante de 25 años que, siendo graduado en ingeniería de los Recursos Energéticos, Combustibles y Explosivos, en la ETSI Minas y Energía, de la UPM, ha optado por hacerse ingeniero de montes.

“La valoración tratará de entender en primer lugar qué papel e importancia tiene el Sector Forestal dentro del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) y posteriormente se analizarán las medidas que más llaman la atención y que conciernen a este Sector.

Para entender la importancia que se le da al Sector Forestal en el Ministerio, en primer lugar cabe destacar la división temática que se hace de las propuestas realizadas. Las medidas propuestas están divididas en Sector Agroalimentario, Sector Pesquero y Sector Medio Ambiente. A primera vista, esta división puede jugar un papel negativo a la hora de atribuir al Sector Forestal la importancia que se merece pues, a pesar de que muchas de las medidas que se encuadran en estos tres Sectores guardan una relación estrecha con él, no se le otorga una categoría de Sector propia dentro del documento e incluso la alusión al mismo parece demasiado escasa, apareciendo sólo una vez la palabra forestal en todo el documento.

La no inclusión del Sector Forestal como tal puede verse desde dos puntos de vista. En primer lugar, se podría pensar que, al ser un Sector que proporciona tantos beneficios (socioeconómicos, ambientales, culturales…) y es tan amplio, se deba dividir desde un principio en “alimentación” y “medio ambiente” e ir incluyendo en esos “sacos” las medidas propias del Sector Forestal. Este punto de vista es tan loable como cualquier otro pero, en mi opinión, si se incluye al Sector Forestal en los sacos anteriormente mencionados se debería hacer una clara alusión a la importancia del Sector Forestal dentro de éstos, mediante acciones como la denominación de “Sector Agroforestal” en lugar de “Sector Agroalimentario”. Por otro lado, cabría la posibilidad de pensar que el Sector Forestal es un Sector merecedor de unas medidas propias. Este otro punto de vista podría suponer un mayor impacto del Sector Forestal al disponer de mayor visibilidad y representatividad, aunque creo que esta separación supondría, además de la migración de muchas de las medidas propuestas para otros Sectores, una repetición de medidas para los sectores, como las medidas relacionadas con la PAC, que afectan tanto al sector agrario como al forestal, por ejemplo.

Sea como fuere, mi punto de vista considera el Sector Forestal como un Sector tan importante, diverso y flexible, que encaja dentro de los tres Sectores en los que se dividen estas medidas, e incluso podría abarcar temas de otros Ministerios, como el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, por lo que se debe, al menos, hacer una mención especial al mismo, destacando su importancia y su versatilidad.

Probablemente, y a pesar de comprobar que la trayectoria de la Ministra parece excelsa, si el Ministro del MAPAMA estuviese más enfocado hacia temas agroforestales y ambientales, además de los agrarios y alimentarios, sería más conocedor de los beneficios potenciales que ofrece el Sector y puede que tratase de desarrollarlos en mayor medida, pues la posibilidad de mejora es muy grande en nuestro país.

Se podría decir que incluso existe relación entre los Sectores elegidos para dividir las medidas y no sólo entre éstos y el Forestal. Las medidas relacionadas con la PAC, los incendios forestales, la caza o la ganadería, todas incluidas en las medidas del Agroalimentario, son medidas Forestales y también Medioambientales. Por otro lado, medidas Medioambientales relacionadas con temas hídricos, atmosféricos o de protección y conservación de la naturaleza también guardan relación con el Sector Agroforestal.

Respecto al análisis de las medidas concretas, éstas definen las líneas generales de actuación y que están sujetas a los Presupuestos Generales del Estado, por lo que no todas se van a desarrollar en la misma medida, incluso algunas no se llegarán a abordar. A continuación paso a comentar las medidas que más me han llamado la atención.

Respecto a medidas concretas, como la 52 y 54, referentes a conservación de especies y recursos genéticos, llama la atención que no se hace especial mención al Sector Forestal, al igual que las medidas relacionadas con la Red Natura 2000 o con los Planes Hídricos, en las que no se recuerda la importancia del mismo. Una medida muy interesante y sorprendente (60), es la intención de ampliar la red de Parques Nacionales, viendo los problemas que se presentan en algunos de los ya existentes. No sé cual es la intención o en qué espacio se ha pensado para introducir un nuevo Parque Nacional, pero me parece una irresponsabilidad crear nuevos Parques Nacionales, ya que los espacios que habrán pensado para introducir en la red ya contarán con algún tipo de protección, y creo que la medida debería ir enfocada a realizar más PORN en comarcas que lo necesiten o la elaboración de PRUG en espacios naturales que no dispongan del mismo.

Además del análisis crítico realizado, se ha investigado la opinión de dos de las principales asociaciones ecologistas presentes en nuestro país. Éstas, que han emitido un comunicado conjunto, critican y alaban algunas de las medidas propuestas por la ministra, pero en ningún momento se hace énfasis en la falta de importancia que se le atribuye al sector forestal en la agricultura, la alimentación o el medio ambiente.

Por último, y fuera del objeto de esta valoración, se ha tratado de buscar algún tema o medida relacionada con el ámbito forestal en el Ministerio de Industria, Energía, Turismo y Agenda Digital (MINETAD) ya que, como se ha comentado en párrafos superiores, considero que parte del Sector Forestal se podría encuadrar en este Ministerio. Se ha podido comprobar que, teniendo en cuenta que la industria forestal directa sólo representa alrededor de un 2% de la industria total, no hay ninguna alusión directa a este sector, cosa que creo muy desacertada, ya que es una industria de la que España podría sacar mucho más partido si se tuviese mayor consideración de la misma.

Para concluir este texto, se puede decir que la interpretación del Sector Forestal como un Sector con un abanico de temas tan amplio y que se encuentre a caballo entre los sectores primario, secundario y servicios, y la falta de definición del mismo, es un arma de doble filo, pues cuenta con la ventaja de estar presente y ser necesario en multitud de facetas de la política española, y a la vez un perjuicio para el mismo, debido a que no se le reconoce su verdadera importancia.”

Álvaro Hernández Areosa, 31/12/2016

Acerca de Inés González Doncel

Vicedecana del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *